miércoles, 13 de junio de 2012

Te dije que no te esperaría, y no lo hice; pero te dije que nunca te olvidaría, y nunca lo haré. Tal vez aquel no fue nuestro momento, tal vez sea otro, quien sabe. Nos veremos algún día, cuando sea nuestro momento. Esta tonta siempre estará esperando a su debilidad que eres tu. Nunca me olvides, yo jamas lo haré. Un beso, y hasta pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario