sábado, 16 de noviembre de 2013

El primer día del resto de mi vida.

Te quise como a nada más, como al respirar. 
Te quise como el fuego al viento en una noche de San Juan. 

Y ahora que me voy me das la luna sobre el mar. 
Ahora que no hay más destino que el camino en soledad. 

Ya queda poco por decir y poco para recordar 
Que llora el río cuando pasa porque nunca volverá. 



#LODVG

No hay comentarios:

Publicar un comentario